viernes, 16 de octubre de 2009

Flechazo

He encontrado al hombre de mi vida.
Sucedió en la boda de mi amiga Sara, el sábado pasado: era amigo del novio y nos tocó sentarnos en la misma mesa durante el banquete. La verdad es que no me había pasado nunca, pero fue verlo y darme la impresión de que lo conocía de antes. Era una sensación un poco rara y, más aún, cuando empezamos a hablar y dio la casualidad de que ambos trabajamos en el mismo sector, aunque para empresas distintas.
A lo largo de la noche tuve la oportunidad de poder hablar con él un poco más y, claro está, con alguna copita encima, las tonterias y el coqueteo no tardó en aparecer. Sin embargo, todo quedo ahí... ¿y por qué? pues porque hay un "pequeño" problemilla: está casado. Me comentó que su mujer no había podido ir a la boda, pero yo me quedé como si me hubiesen echado un jarro de agua fría. No es que en algún momento el chico insinuase que quería algo más, pero era evidente que había química entre nosotros, y llevo ya varios días sin poder quitármelo de la cabeza.

Otra vez la mala suerte se vuelve a cruzar en mi camino.

(Por cierto, el informe del curso que le presenté a mi jefe ha sido todo un éxito. Tanto le ha gustado que ya me ha dejado caer que, para el próximo, me volverá a enviar a mi... ¿Qué le he hecho al mundo?!)

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. que paso? jaja,mmm, y bueno asi son las cosas, ya vas a encontrar al "hombre de tu vida".a uno soltero. me gusta mucho tu nombre, Julia. me encanta ese nombre, saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Julia!
    Soy lupe del blog de Carmen y a que no sabes qué?
    a mí me ha pasado lo mismo, me quedé helada cuando me habló de su suegra, ahora me da la risa cuando me acuerdo!!
    en fin, a disfrutar de la vida que es lo importante!!

    ResponderEliminar
  4. Nadie dijo que esto fuera facil ;)

    Saludos,buen blog Julia

    ResponderEliminar
  5. Hola Julia, yo creo que si crees que es el hombre de tu vida, ve a por él...de todas formas, dejará a su mujer tarde o temprano...

    ResponderEliminar
  6. Uffff, es como cuando intentas recolectar una hoja grande y bonita y se te adelanta otra hormiga...

    ResponderEliminar